Requisito para encontrar empleo en Canarias; no ser canario

Puedes trabajar en Lidl en Canarias siempre que no seas canario. Los supermercados alemanes han planteado un proceso de selección buscando 10 jóvenes con potencial para trabajar en Canarias en puesto de mandos intermedios. Uno de los requisitos; no ser canario.


Como publicar la oferta en dichos términos hubiese sido ilegal además de racista, han buscado el eufemismo "residente en España". Es decir, traducido, buscamos para trabajar en Canarias a gente que no sea residente en Canarias, es decir que no sean canarios.

Quizás la oferta publicada por la cadena de supermercados alemanes en el portal de empleo infojobs te cause indignación, pero a mi no me causa ninguna sorpresa. No en vano te han metido casi un millón de colonos en los últimos 20 años al tiempo que te han negado una ley de residencia tan común en otros territorios insulares de la Unión Europea.




La opresión de la mano de obra y la división étnica del trabajo son características coloniales. Relaciones de inequidad económica en la que el grupo étnico subordinado es relegado a situaciones de dependencia e inferioridad en las relaciones productivas y en la división del trabajo. 

Baste consultar diferentes trabajos como los de Naja Dyrendom Graugaard (National Identity in Greenland in the Age of Self-Government) o los de Robert Petersen (Colonialism as Seen from a Former Colonized Area) sobre el colonialismo ártico para tener una referencia moderna de dichas relaciones de inequidad y división étnica del trabajo, y por ende de la riqueza y las oportunidades.

En este sentido, no es solo que en Canarias se cobre menos y se trabaje más, también se suele dar una división cultural del trabajo que se manifiesta en las diferencias entre las magnitudes de la mano de obra nativa y foránea, así como en la sobre o sub-representación sustancial de un grupo étnico en determinadas ocupaciones y/o en puestos directivos. 

No es solo el sector turístico, los bancos, la administración pública, las navieras o las eléctricas, agua y basuras. Mires donde mires veras la misma división étnica del trabajo. Extranjeros, colonos españoles e hijos de colonos españoles. En definitiva, pies negros.

Quizás lo que si parezca a primera vista surrealista a quien no entienda nuestra realidad subtropical, es ver por un lado a empresas europeas buscando mandos intermedios para Canarias fuera de Canarias, al tiempo que Paulino, Saavedra, Román Rodriguez, Ricardo Melchior y demás gentuza aconsejan a los jóvenes canarios a emigrar y al tiempo que el resto de nativos ignorantes sacan pecho cuando se autodenominan europeos y españoles, ... aunque de tercera, es decir, ultraperiféricos.


Yo desde luego no volveré a comprar más en esa cadena de supermercados pero también reconozco que tampoco toda la culpa es de ellos. La educación en Canarias es pésima, algo que conviene a las élites de pies negros que nos gobiernan y a sus amos metropolitanos. Lo último que les interesa a dichas élites es empoderar al vulgo colonizado.

Un colono no es más que un usurpador ilegítimo, y, aunque nos escandalicemos, en realidad, no es nada nuevo. Esto lleva ocurriendo en esta tierra desde hace más de 80 años. Estos lo único que han cometido es la indiscreción de decirlo abiertamente porque son alemanes y no colonos españoles.

Pero la culpa también la tienen toda la caterva de independentistas y nacionalistas folclóricos por su absoluta y contrastada incapacidad para articular ninguna solución o alternativa seria porque siguen colgados de actitudes, conceptos y mentalidades obsoletas. 

Llegado un punto está claro que la opresión no se puede perpetuar sin la complicidad de la victima, y ya hemos rebasado dicho punto hace tiempo. Dicen que lo que no se toma consciencia con la reflexión se toma con el sufrimiento,... así que ya cuando eso me avisas.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto