En contestacion a las machangadas de Carlos Alonso y los otros cuatro presidentes


Carlos Alonso, el presi del Cabildo de Tenerife, dice en el panfleto de los cinco cabildos contra la reforma de la ley electoral canaria una sarta de mentecatadas y simplonerías que vamos a contestar aquí una por una. Quizás Carlos Alonso piense que todos los canarios somos una sarta de simplones y sanacas a los que puede engañar. Vamos a demostrarle que no es así.

Primero, dicen que el panfleto que han firmado «intenta desarrollar y consolidar un pensamiento político que ha permitido construir la realidad de Canarias" . Pues precisamente Carlitos y compañía ese es el problema. La Canarias actual no es el paraíso idílico que nos quieren vender sino una región subdesarrollada con alto niveles de paro, de pobreza, de marginalidad y con pocas expectativas donde los jóvenes con talento son forzados a emigrar y solo viven bien los cuatro pegados a la teta de las administraciones y a la mamandurria del REF que llevan mucho tiempo con la mano metida en la lata del gofio y comiendo juntos en la misma pileta.

Los datos están ahí y son evidentes. No admiten discusión. Después de tres décadas de REF y de integración en la UE como Región Ultraperiférica ya no hablamos de suposiciones sino de estadística, la de las últimos 30 años. 

Segundo, dicen que el actual sistema es un modelo que ha conseguido «una Canarias mejor, que no ha producido ningún conflicto entre islas y que responde a la generosidad de todas ellas para hacer realidad una fórmula que ha servido para unificar y construir un solo pueblo»....... y tres piedras para el rey. Todo lo contrario. Lo que ha generado son siete reinos de Taifas, corrupción, expolio del territorio, y la creación de mil y un chiringuito extractivo para saquear la riqueza y las oportunidades de desarrollo de este pueblo.

Que Coalición Canaria no tiene un proyecto país a pesar de llevar más de tres décadas gobernando es público y notorio. La política educativa, la política social, la política cultural y la programación de la RTVC es prueba más que suficiente de ello. Da igual que saquen la bandera con las siete verdes en sus Congresos porque hay una clara diferencia entre lo que dicen y lo que hacen. Ustedes, al igual que los españoles, han demostrado con creces que no son dignos de confianza.

El objetivo de todo cacique, de todo oligarca y de todo tirano es eliminar la librecompetencia tanto política como económica para perpetuarse en el poder y poder saquear la riqueza del país y a sus habitantes. En Canarias eso se traduce en el REF, el estatus de Región Ultraperiferica y sobre todo en la Ley Electoral Canaria que es la piedra angular de todo el tinglado.

Tercero, dicen que "algunos expertos bolivarianos que los votos en el Parlamento han servido para afianzar unas élites caciquiles en las islas periféricas". Mire Don Carlos, deje de manipular con propaganda barata tratando de hacer ver que esto es cosa de bolivarianos. Yo no soy bolivariano ni falta que hace para darse cuenta de que la ley electoral canaria genera incentivos, estructuras y comportamientos mas parecidos a las dinámicas de poder de una dictadura que de una democracia, y esto es evidente para cualquiera con un mínimo conocimiento de Ciencias Políticas. 

El actual sistema electoral, al dar a los caciques insulares muchísimo mas poder que el que les corresponde hace que el poder en Canarias se concentre en un puñado de semidictadores que tuercen el sistema para su propio beneficio en esta semicolonia semirepública bananera... y digo lo de "semi" por ser generoso y por hacerlo más suave.

En realidad el sistema que han montado ustedes, chiringuitos extractivos mediante un intervencionismo feroz, expulsión del sector privado por el sector público (holding de empresas del Cabildo de Tenerife por ejemplo)  y sustentación del poder comprando votos de miserables a través de hombres fuertes se parece mucho más al sistema bolivariano que a una democracia europea. Si los bolivarianos han saqueado las reservas petroleras, ustedes han vendido la tierra como si Canarias fuera un inmenso solar. Aunque a ustedes les distinguen las formas, en el fondo sus estructuras profundas son las mismas. en lo único que se diferencian es en el grado

Cuarto, dice Belén Allende, presidenta del Cabildo del Hierro, que de romperse la triple paridad se estaría contribuyendo a generar una Canarias de «dos velocidades» y que «en ese barco no nos vamos a subir», Mire usted, una Canarias a dos velocidades no solo no es malo sino que es deseable. De la misma forma que Alemania es la locomotora de Europa, el desarrollo de las islas mayores ha de ser la locomotora de Canarias. Las islas menores, con tan solo el 17% de la población canaria no tienen la masa crítica suficiente como para poder actuar como motores de desarrollo, en cambio si pueden aprovechar la demanda de mercado de las islas mayores y buscar complementariedades para desarrollarse. 

Difícilmente el Hierro con siete u ocho mil habitantes que le quedarán puede ser una locomotora para Canarias. Eso si, si quería marcarse el discurso simplón y emocional para engañar a la gente, felicidades lo logró ampliamente, 

Quinto, en cuanto a la necesaria solidaridad para estudiar por ejemplo, Lo primero decir que ciertamente es lamentable que esos ciudadanos tengan que ir a las Universidades de andar por casa que tenemos en Gran Canaria y en Tenerife, a la cola en resultados y calidad, botón de muestra de su idea de Canarias. También es lamentable que se tengan que operar en hospitales canarios cuyo nivel deja mucho que desear porque han hecho ustedes de la sanidad un negocio privado.  Segundo decirle que Canarias no es el único país con ese tipo de problemas. El archipiélago de Hawaii tiene, al igual que nosotros, islas grandes, islas medianas e islas pequeñas. Suiza también tiene cantones grandes, medianos y pequeños. Algunos de los cantones pequeños como Uri, Glarus, Appenzell o Obwalden están tan aislados o más, especialmente en invierno, que el Hierro o la Gomera. Pues ni a Hawaii ni a Suiza se les ocurre confundir la velocidad con el tocino como aquí y compensar con mas diputados a esos cantones. Confunden ustedes "compensar" y ser solidarios con el derecho a decidir.

Si hay que compensar a los estudiantes por ir a estudiar a la Laguna, eso se hace con becas y no con diputados en el parlamento regional. Espero que también compensen a los estudiantes de las islas mayores que tengan que ir estudiar de Gran Canaria a Tenerife o viceversa por la inexistencia de carreras en alguna de las dos Universidades Canarias, o los que tengan que ir a estudiar a Madrid o a Alemania por el bajo nivel de las Universidades canarias que han convertido ustedes en un foco de corrupción y nepotismo.

En cuanto a los hospitales. De nada sirve siete hospitales mediocres, mejor pocos y buenos, con garantías de calidad profesional cuando uno se vaya a operar de enfermedades serias. Eso es lo que dicta el sentido común. Póngalo en el Hierro si quieren, pero pongan un hospital de calidad, capaz de dar buen servicio. Pero seguramente ponerlo en el Hierro y hacer que vayan al Hierro subvencionados el 80% de los canarios que viven en Gran Canaria o Tenerife, nos va a salir mucho más caro que ayudar a los siete u ocho mil habitantes del Hierro (el 0,35% de la población canaria) a que viajen a Tenerife o Gran Canaria. Si hablamos de solidaridad de las islas mayores con las menores, eso tiene que tener como contrapartida la solidaridad de las islas menores con las mayores también.

La lucha por la Reforma Electoral Canaria es una lucha por una verdadera democracia, por un paso más hacia la libertad, contra el caciquismo y la corrupcion y por un cambio en el modelo productivo que nos permita aspirar a algún futuro. No abordarlo es perpetuar el sistema dejando Canarias en las mismas manos que nos han llevado al desastre ecológico, económico, cultural y social actual.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto