España y Cataluña, dos realidades sociológicas distintas


Según encuestas realizada por medios de comunicación españoles más del 60% de los españoles fuera de Cataluña son partidarios de la aplicación del articulo 155, es decir la suspensión de la autonomía de Cataluña y la intervención militar. Para muchos españoles los 800 heridos se lo buscaron, el discurso de Felipe estuvo bien y mandar al ejercito a someter a Cataluña ya se tenia que haber hecho.

La intransigencia, la falta de condena de la violencia policial "yo les hubiera pegado más ostias", o la proyección de acusaciones al procés catalán de adoctrinamiento, de ingeniería social, de manipulación, de corrupción y de nacionalismo por un lado junto con las manifestaciones unionistas y sus eslóganes por otro, nos dan pistas inconfundibles de donde está una buena parte de la sociedad española sociológicamente hablando.

La postura del unionismo español se resume en "los catalanes no podéis votar porque la Constitución no lo permite. No nos importan vuestras razones, callad y someteos si no queréis evitar males mayores. España es un esfuerzo construido con la aportación de todos, no es una teta de la que uno chupe lo que pueda. Quien pretenda destruir ese esfuerzo deberá pagarlo, no se puede consentir. Ni hablar de secesión. Un BIEN como España que ha perdurado siglos no puede ser destruido por el capricho de una minoría. La ley es la ley y la Constitución palabra de Dios.

El unionismo español le está diciendo a Cataluña "Eres mía y no te dejo salir....Me amarás aunque no quieras...y si aún así persistes en tu actitud, tendré que hacer "cosas que no quiero", como si de un vulgar maltratador se tratase.

La democracia de un Estado no se mide por como trata a sus seguidores sino por como trata a sus adversarios

La conciencia humana se desarrolla en dos sentidos, por una lado tenemos la conciencia espiritual que nos lleva a tener experiencias transpersonales y místicas, y por otro lado la conciencia psicosocial que determina nuestros valores, nuestra percepción y nuestra forma de ver el mundo.

Simplificándolo mucho esta consciencia psicocial es una espiral o una escalera con nueve peldaños conocidos. Todos, a lo largo de nuestra vida pasamos por esos peldaños, aunque no todos los completamos. Igualmente las sociedades pasan por esos peldaños, por eso hay sociedades más evolucionadas y otras menos.

Uno de esos peldaños, concrétamente el cuarto peldaño, es lo que podríamos llamar el pensamiento absolutista-autocrático.

El nivel  mayoritario de la sociedad española es el nivel del vMeme azul, Fuerza de la Verdad/autoritario. Un nivel poco evolucionado. La mayoria de las soceidades europeas estan en los niveles naranja, verde y transitando hacia el amarillo

Este nivel de conciencia se caracteriza por estar atraído hacia el orden, la estabilidad y la certidumbre. Este tipo de conciencia se caracteriza por jerarquías sociales rígidas y paternalistas, y es tremendamente reacio al cambio. A menudo asume un aspecto "religioso" o "mítico" pero también puede ser atea. La realidad está determinada y controlada por una Autoridad Superior. En algunas sociedades es Dios a través de sus representantes en la tierra, el rey en las monarquías (por gracia divina), el líder o el caudillo en las sociedades fascistas, o el secretario general del partido en las sociedades comunistas. 

La vida tiene un sentido, una dirección, un objetivo y un orden impuesto por un Otro todopoderoso. Este orden impone un código de conducta basado en principios absolutistas y fijos acerca de lo que está "bien" y de lo que está "mal". El código puede ser la Ley, la Constitución, las Leyes Fundamentales del Movimiento, la palabra de Dios en forma de texto sagrado o el Manifiesto Comunista y las doctrinas del "Partido".  El acatamiento de ese código y de esas reglas se ve recompensado premiando la obediencia, mientras que su violación, por el contrario, tiene repercusiones muy graves y duraderas. 

Sólo hay un modo correcto de pensar. Ley y orden. Creencias literales y fundamentalistas. Control de la impulsividad a través de la culpa y obediencia a una ley impuesta por un Otro fuertemente convencional y conformista. La transgresión del código debe ser penalizada, bien mandándolos a los campos de concentración, a la hoguera de la Inquisición, a los Gulaj por enemigos del pueblo o aplicándoles el articulo 155 de la Constitución y castigándolos sin autonomía.

Es el franquismo sociológico, el comunismo marxista, la América puritana, la Inglaterra de Dickens, los códigos de honor de la caballería,  el fundamentalismo islámico, la Inquisición, son las “buenas obras” de los scouts,  las obras buenas y caritativas, el patriotismo de la “mayoría moral”.

Este es el bajo nivel de conciencia en el que se mueve no solo el PP sino la mayoría social de España. Por el contrario el movimiento soberanista catalán se está moviendo en niveles de conciencia superiores uno, dos o mas escaños. Evidentemente el unionismo español no puede entender niveles de conciencia superiores porque todavía no está ahí y todavía no ha hecho las conexiones neuronales necesarias para entenderlo.... y por tanto al criticar al movimiento catalán lo único que hacen es proyectar su propia sombra...... 


Evidentemente "nacionalistas" son los demás, ellos no.... Por ejemplo acusan al procés catan de adoctrinar a los niños; "los catalanes soberanistas están «adoctrinados». Los políticos soberanistas mienten y han difundido sus disparates a través de la escuela y de los medios de comunicación que tienen comprados y controlados. A eso dedican su esfuerzo y gastan el dinero de todos. Vamos, poco más o menos que Albert Rivera sabe hablar castellano porque huyó de Cataluña siendo niño escondido en el doble fondo de un maletero. 

Para ellos el movimiento independentista catalán es un delirio promovido conscientemente por políticos y burgueses para tapar la corrupción con la estelada. Esto es mentira.  El movimiento separatista que empezó en el 2012 por la revocación por parte del Tribunal Constitucional de un estatuto aprobado por el Congreso y refrendado en referéndum por todos los catalanes. El movimiento independentista es legítimo porque lo impulsa la sociedad civil, el pueblo, de manera transversal y pacífica. Y los políticos catalanes, inteligentes, guían esa fuerza.

Evidentemente para ellos hay que "españolizar a los niños catalanes" como decía Wert - el ministro español de Educación, Cultura y Deporte - pero claro eso no es "adoctrinar". Ni tampoco vestir a los niños de guardias civiles en los desfiles o en las procesiones religiosas. Los catalanes adoctrinan y han hecho ingeniería social, pero ellos no. 


La realidad es que ambos han hecho adoctrinamiento e ingeniería social. La ingeniería social del PP ha sido la exaltación del catolicismo, las medallitas a las Vírgenes, la Ley Mordaza, la manipulación televisiva y la alteración de los significados de conceptos como democracia, libertades o la demonización de la desobediencia civil. Para ellos democracia no es la soberanía y el consentimiento del pueblo sino la ley y el orden como en los Estados totalitarios.

En cuanto al sistema educativo, es clave en esa ingeniería social de la que hablamos. El sistema educativo español es de escasa calidad, tanto en primaria como en secundaria como en universitario ( a excepción de las universidades catalanas fíjese usted). Fomenta los valores de la obediencia y la autoridad, al contrario que otros países europeos avanzados como Reino Unido, Alemania, Suiza, holanda o Finlandia donde se fomenta la participación y el espíritu crítico. Conozco un buen numero de casos de adolescentes europeos que han emigrado a Canarias con sus familias y tienen muchísimos problemas con el sistema educativo español y muestran un absoluto rechazo hacia el.

Adoctrinamiento no es educar en libertades, adoctrinamiento es hacerte creer que vives en una democracia cuando no lo es, cuando ni siquiera existe independencia judicial. Adoctrinamiento es lo que hacen los medios de comunicación españoles. Adoctrinamiento es lo que hacen en Canarias metiendo a la gente el miedo a Marruecos o al "de que van a vivir", como si las facturas de mi casa me las pagara el Estado en lugar de yo mismo con mi trabajo. Adoctrinamiento es que te hagan pensar que en un referéndum de autodeterminación de Cataluña tienen derecho a votar todos los españoles.


Mientras que la ingeniería social y el adoctrinamiento que hace España es para mantener a la población en la obediencia y generar súbditos, la que ha hecho Cataluña es la de construir ciudadanos conscientes de sus derechos y sus libertades. una ingeniería social tendente a empoderar a los individuos y llevarlos mas cerca de las sociedades europeas avanzadas. Por el contrario España lo que pretende es mantener a la población en la Edad Media, obediente y sumisa, mientras la élite sigue capturando privilegios y rentas. 

El mecanismo de proyección es atribuir “al otro” algo propio que no puedo ver en mi porque me resulta desagradable (la sombra), funciona de manera muy inteligente. Cuando acuso “al otro” de algo, habitualmente esa inculpación tiene fundamento. Es fácil encontrar pruebas que sostengan la acusación contra ese otro. Lo verdaderamente difícil es ver ese defecto equivalente en uno mismo. Y cuanto menos lo veo en mi mismo, con más vehemencia acuso a los otros.

Lo mismo podemos decir de gran parte de la izquierda, que se mueve en el mismo nivel de consciencia que la derecha reaccionaria aunque sus valores superficiales sean distintos. Los valores de la democracia, de la eficiencia, de la racionalidad, de los derechos individuales no están bien consolidados en España (y mucho menos en Canarias)... y esos son los valores que tenemos que desarrollar, valores en linea con la ilustración y el liberalismo clásico, que ya sabemos que no son perfectos pero que marcan el próximo escalón que hay que subir si queremos seguir evolucionando como sociedad y dejar atrás de una vez por todas el "vivan las caenas" y el franquismo sociológico tanto de derechas como de izquierdas.

Quizás te sorprenda esa afirmación de "franquismo sociológico de izquierdas". Quizás te sorprenda que ponga al comunismo al mismo nivel de conciencia del fascismo. Te cuento una historia real. Jean-Pierre Lachize era militante comunista. Un día, al hojear una Biblia sintió que su vida se tambaleaba: Esa frase -Si os digo la verdad ¿por qué no me creéis?- entró directamente en mi corazón, como si Jesús, presente, se dirigiera directamente a mí... percibía su proximidad... En pocos segundos me sentí totalmente trastornado. ¡Él estaba allí, en persona, y me tocaba!. Caí de rodillas. Un calor potente y tierno a la vez recorría todo mi ser. Los ojos se me empañaron. Una luz me llenaba por dentro y al mismo tiempo me vacié de muchas heridas internas. No podía contener las lágrimas... Traspasado por recuerdos dolorosos que subían hacia mí y conmovido a la vez por un gozo poco común que descendía progresivamente, permanecí clavado en el suelo durante un tiempo indefinido, cada segundo me parecía una eternidad. Cuando me levanté de nuevo, mi visión del mundo había cambiado. Salí. La calle clara y apacible irradiaba una atmósfera nueva. Deseaba gritar: ¡Dios existe, lo he conocido!. Jean-Pierre Lachize se hizo pastor y está convencido de ser un hombre totalmente distinto; tal vez sus allegados piensen lo mismo. Sin embargo, desde la perspectiva del desarrollo de la conciencia psicosocial ha conservado los mismos valores profundos, es decir, un nivel de existencia en el cual se busca el orden y se considera que existe una verdad absoluta a la que hay que sacrificarse para alcanzar una felicidad futura.

El comunismo "promete" una sociedad sin clases y sin estado en la que cada cual participa según sus medios y obtiene según sus necesidades; ese paraíso futuro requiere de todos modos ese sacrificio temporal de la revolucionaria dictadura del proletariado. El catolicismo promete mediante las buenas obras y la obediencia un paraíso futuro. El fascismo que exige el sacrificio por la patria para su construcción, el sacrificio por un ideal lo mismo que el comunismo.

España necesita una revolución liberal que nunca tuvo, pero al mismo tiempo atemperada por la conciencia ecológica y social postmoderna para evitar los defectos y excesos de ese liberalismo...... y eso es lo que ha pasado precisamente en Cataluña, donde se han puesto de acuerdo izquierda y derecha.

La derecha catalana dice "Tenemos un Estado muy ineficiente, cuyas inversiones no se rigen por la racionalidad económica sino por el agravio comparativo del “no voy a ser menos” y el “café para todos”, cosa que alimenta el clientelismo y la corrupción. Este Estado no sólo nos impone un déficit crónico de infraestructuras que bloquea nuestra plena capacidad productiva, sino que encima nos genera un déficit fiscal por el cual nuestro dinero se va a otra parte. Con el nuevo Estado tendremos menos corrupción, más eficiencia y más dinero para nosotros. Además, con el nuevo Estado nuestros derechos culturales estarán salvaguardados sin los ataques constantes por parte del Estado español."

La izquierda catalana dice "El pueblo se ha organizado para hacer oír su propia voz. La élite corrupta y avariciosa ya no puede continuar con su farsa y su pseudodemocracia que no nos representa. Aunque sabemos que tenemos nuestra cuota de corruptos, con este nuevo Estado más participativo y democrático lo tendrán más difícil. Nuestra cultura por fin dejará de estar amenazada y podremos ser lo que somos sin ninguna cortapisa, con toda libertad, sin esa España facha que no nos reconoce ni nos quiere reconocer. Pues ahora se va a enterar ella y el resto del mundo. Los pueblos vamos a vivir en libertad, sin opresión de clase, ni de género, ni cultural".

Ante esto España, anclada en el franquismo sociológico y el autoritarismo responde "¿que pone tu DNI? eres y seguirás siendo español, y te jodes - como reconociendo que ser español es una putada. No podéis votar ni iros porque la Constitución no lo permite. No nos importan vuestras razones, callad y someteos si no queréis evitar males mayores. Yo les hubiera metido más ostias para que aprendan."

Democracia no es solo el gobierno de la mayoría, sino también el respeto a las minorías y a los derechos individuales. Esa es la base del republicanismo, porque tal y como advertía Edmund Burke, la mayoría de los ciudadanos en una "democracia formal" son capaces de ejercer la más cruel represión contra la minoría.

Evidentemente España y Cataluña hablan idiomas diferentes, y no solo por la lengua sino por el nivel de valores y consciencia. Mientras los españoles luchan por seguir siendo súbditos, los catalanes ya se sienten ciudadanos.


---------------------------------------------------------------------------------- Si consideras que la información de este articulo te ha sido útil puedes colaborar a hacer realidad estas ideas y este proyecto